Esta sección nace del deseo de colaboración de tres mujeres, Oye Deb, SuperYuppies y Mamá, quiero ser blogger, que tienen una misión en la vida: ayudarte a alcanzar tu sueño de trabajar para ti.

Esta es mi perspectiva sobre la segunda fase en la vida de una pequeña empresa: el cierre.
Como se suele decir, nada dura toda la vida, y ha llegado el momento de el doloroso momento del cierre 2.0 en nuestra pequeña empresa.
Pero… existen tres formas distintas de cerrar y os las voy a enumerar por si en alguna ocasión, os encontráis en una de estas situaciones.

El abandono
Esta es la menos recomendable de todas, ya sea porque tu pequeña empresa no va bien o por falta de tiempo en la gestión, JAMÁS, puedes irte a la francesa, sin despedirte.
Y es algo que he visto muy a menudo, más de lo que quisiera.
Durante meses has estado forjando relaciones con otras personas en las redes, personas que te han escuchado y hasta han confiado en ti, y no puedes desaparecer sin más.
A mi es algo que personalmente me duele y me hace perder toda la confianza en esa persona. Es decir, si un futuro vuelve con este u otro proyecto, que conmigo no cuente.
El cierre
Esta sería la versión totalmente opuesta, comunicas a las personas que han estado creyendo en ti, la situación, les agradeces el tiempo que te dedicaron y te despides educadamente.
Por supuesto, transmite el mensaje tanto en redes sociales como en el blog, para que aquellas personas que aterricen por primera vez, que quieran obtener más información y no sepan lo ocurrido, no se sientan abandonadas.
La reinvención
Tu proyecto actual no marcha como debiere o simplemente tú, ya no sientes esa pasión que tenías al principio.
Necesitas algo más.
Las ideas que te rondan por la cabeza poco tienen que ver con lo que ahora tienes, o tienes otra que puede ser mucho mejor.
¿Cierro el actual para abrir otro nuevo o lo reinvento?
Va a depender de tu proyecto actual y de tu proyecto futuro.
Si yo dejo de sentirme identificada con Mamá, quiero ser blogger y a partir de ahora me apetece hablar de coches… pues va a tener poco sentido lo haga bajo este dominio.
El tocino con la velocidad, nada que ver.
A parte de eso tienes que tener en cuenta otros factores ¿a tu público actual le puede interesar tu nuevo proyecto?
Está claro que si mis lectoras están interesadas en blogging y yo les hablo de coches, las voy a perder.
Y también es evidente que si empiezo de 0 en otro site y otro dominio, tendré 0 lectores y voy a tener que volver a empezar la rueda desde el principio.
Meta, objetivos, estrategia, tácticas…
Para valorar si tiene cabida o si es mejor reinventarte, debes conocer muy bien a tu público actual.
Y por supuesto, tú ya los conoces al dedillo.
Renovarse o morir, el cierre no siempre debe considerarse como un fracaso, sino como una oportunidad de reinvención y nuevos proyectos, nuevas ilusiones.
¿Te ha gustado este artículo? ¡Genial!
“Vida de una pequeña empresa, a tres bandas” hay que leerlo en tres partes. Eso significa que entres por donde entres el mensaje no estará completo si no lees los otros dos artículos:
El cierre visto por Oye Deb.

¿LISTA PARA AUMENTAR EL TRÁFICO DE TU BLOG?

Suscríbete ahora y te explicaré 7 trucos que te ayudarán a conseguirlo ¡ebook gratuíto!

8 lectores han opinado, ¿cual es la tuya?

Comments

  1. Ay Is… pues yo lo hice fatal… 🙁
    Pero bueno, cuando tu cuerpo no te deja, no te deja, pero mal hecho!
    Eso sí, estoy en lo de reinventarme y coincido del todo contigo en que un cierre no es un fracaso (o no siempre) y seguro que todo lo que aprendes en ese camino es clave para lo que decidas hacer después. Al menos para mí lo está siendo 😉

    Besos!

  2. Bueno… pues no me puede venir mejor este post… precisamente la semana pasada eché la persiana a lacajademary para abrir DIYactually . Una de las decisiones más difíciles que he tomado nunca, cerrar cuatro años de bitácora para abrir una nueva y empezar de 0.

    Pero no puedo estar más contenta, Google no paraba de mandarme gente que buscaba post de belleza y yo hacía mucho tiempo que de eso no hablaba, me imaginaba a la gente descontenta esperando encontrar tips de belleza y encontrándose manualidades.

    Además no empiezas totalmente de 0, lo que había tardado más de cuatro años en aprender, en apenas una semana lo había llevado a cabo en el nuevo blog, aún me quedan muchas cositas, pero estoy contenta, como si tuviese zapatos nuevos.

    Un beso y gracias, me está encantando FACE ON.

    Mary.

    • claro! como le decía a Pat, de todo se aprende. en tu caso empiezas casi de 0, porque la experiencia la tienes y esos conocimientos ya puedes aplicarlos. eso que me cuentas de Google suele pasar a veces con los blogs que no son nicho.

      me alegro esté yendo bien y que te esté gustando Face ¡ON! 😀

  3. Creo que uno de los grandes problemas que tenemos cuando iniciamos ese camino de luchar por lo que se quiere, en este caso una empresa, quizás es el no enfocarlo bien; el de no tomarnos nuestro tiempo para escribir en la mente o en un papel lo que realmente queremos. Luego pasa el bloqueo, el “desisto”, y el “¿ahora que?”.
    Pero si algo que he aprendido, es que nunca es tarde, (me costo, pero lo aprendí o entendí), si tengo que hacer una pausa la hago, si tengo que llorar lloro, si tengo que tomarme una copita de vino o una tarrina de helado, pues lo hago.. Pero al día siguiente, me seco las lagrimas, hago oídos sordos a lo negativo, me tomo el zumo de naranja y sigo. Como leí un día: ” los errores son inevitables. Lo que cuenta es cómo respondemos a ellos”. Nikki Giovanni.

  4. Ay Is! En esa tesitura me encuentro ahora mismo. El primer blog-negocio (NO+LOBOS) que emprendí con una amiga y mucha ilusión me sigue gustando, pero tal como está planteado (artículos handmade) no es rentable y me estresa muchísimo, no me compensa. Acabo de emprender un segundo proyecto (de diseño gráfico, que es lo mío) y me está yendo bien y con lo aprendido estos años atrás estoy llegando antes a mi púbico potencial. Además he ideado aplicaciones nuevas para mis servicios y ahora mismo estoy súper ilusionada. Por último tengo una tercera idea que no tiene nada que ver, un negocio más en serio pero que puedo empezar en pequeñito que también me tiene ilusionada. Ahora mi socia y yo vamos a tomarnos el verano para pensar que hacer con nuestro Lobito, nos da pena cerrar y nos gustaría reinventarlo totalmente pero conservando su esencia, enfocada a la infancia… A ver qué se nos ocurre!!! El darte cuenta de los errores te abre un abanico de nuevos caminos que tomar!

  5. Hola Is! Te quería pedir ayuda, tengo un blog que lo estoy comenzando ahora y necesito urgentemente un nombre. Me gustaría que fuera en ingles. El blog tratará de consejos para chicas, historias, moda, música… Necesito tu ayuda por favor te lo pido!

    Feliz verano!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *