Si hace un año me llegan a decir que realizar la papelería de Mamá iba a ser tan complicado… hubiera creído que me tomaban el pelo.

El sueño de crear mi propia línea comenzó hace algo más de dos años, ahí empecé a buscar por Google y visitar diversas imprentas en Barcelona que creí, podrían ofrecerme lo que necesitaba.

Fue un gran fracaso y lo dejé estar.

El pasado mes de mayo volví a la carga, me negaba a renunciar a algo que desde fuera, veía tan simple de realizar ¡bien puedes comprarlas en las tiendas de todos las formas y materiales!

Así que contacté vía mail con varias imprentas de Girona y alrededores, a las que les envié una imagen de lo que quería para que me pasaran presupuesto.

Todas me contestaron, aunque algunas fueron más acertadas que otras, y tres de las que se acercaban más a lo que necesitaba, las visité en persona para acabar de perfilar antes de realizar el pedido definitivo.

el-servicio-de-atencion-al-cliente-esta-matando-tu-negocio
 

  1. En la primera… todavía espero me envíen el presupuesto rectificado ya que en el primero que me entregaron, no presupuestaron lo que pedí.
  2. En la segunda me miraron con cara de chalada cuando les pedí que quería tarjetones resistente a pluma caligráfica, me contestaron que por qué quería escribir con pluma…
  3. Y en la tercera, me dijeron que lo que yo quería era imposible y no supieron darme una alternativa.

A parte de esas estaban las imprentas que contacté en Barcelona vía mail… de las que recibí un trato de atención al cliente pésimo.

Aún ahora sigo pensando que lo que quería no era tan difícil, solo pedía libretas con portadas negras e impresión blanca.

A partir de ahí me enteré que no hay tinta blanca y que no se puede imprimir sobre cartulina negro… ¿y todas las que he visto hasta ahora?

Necesitaba serigrafía no imprenta. Oído cocina. Aunque tampoco esta parte tuvo un final feliz.

Bien, esta es una llamada a las imprentas del mundo,

  1. Mi trabajo está en el marketing digital, no el diseño gráfico o conocer los materiales de impresión, acabados…
  2. Es importante te pares a escuchar lo que tu cliente te está pidiendo (si quieres vender claro) y explicarle si es preciso que es la sangre. No des por supuesto que todos tenemos que conocer los entresijos de la impresión.

Durante años he visto como más de un imprenta ha cerrado, y eso siempre me ha entristecido.

Por supuesto he dado por hecho que la gente imprime de manera digital principalmente y que no realiza tanta inversión en material gráfico o papelería, de ahí que muchas se vieran obligadas a cerrar.

Nada más alejado de la realidad.

Si la atención al cliente en la primera imprenta a la que contacté hubiera sido buena, me hubieran explicado el motivo por el cual lo que yo pedía no podía ser y me hubieran dado alternativas, hubieran conseguido el trabajo, porque también trabajaban en serigrafía.

Pero no, en las que visité se limitaron a decirme que no.

Siempre que voy a comprar los dependientes, si están predispuestos claro, intentan venderte algo, da igual el tipo de tienda en la que estés.

Si le dices que no a una camisa blanca te dirá ¿y amarilla? ¿y una falda? va a intentar darte alternativas para que acabes comprando.

A todos nos da mucha rabia cuando vamos a una tienda, preguntamos por un artículo y la dependienta casi sin mirarnos nos suelta un no hay.

He querido hacer este post porque ha sido una sensación común en todas las imprentas a las que he contactado y porque además, sé que no soy la única a la que encargar trabajos de impresión le da dolores de cabeza.

Es más, aquellos quienes encuentran una buena imprenta, no sueltan ni prenda de cuál es.

En resumen creo existe un problema y tiemblo solo de pensar cuando tenga que encargar todo lo que me falta…

La atención al cliente es primordial y eso es algo que no se nos debe olvidar.

  • Si quieres conseguir un trabajo, tu atención al cliente previa debe ser buena.
  • Si te están pagando por un trabajo, los resultados que entregues deben ser buenos, no cualesquiera, hay que ponerle cariño.
  • Y si quieres que esa persona repita experiencia, debes dejar un buen sabor de boca.

Al final mis peripecias con la papelería acabaron en que todo el material que debía haber tenido en mis manos antes del verano de 2015, acabé teniéndolo seis meses más tarde, por lo que involuntariamente y debido a que era un obsequio,  se acabó convirtiendo en un christmas cuando para nada era la intención inicial.
 
 
¿Te sientes bien atendida cuando vas comprar? ¿Crees que el servicio de atención al cliente podría mejorar? ¿Qué echas en falta?

¿LISTA PARA AUMENTAR EL TRÁFICO DE TU BLOG?

Suscríbete ahora y te explicaré 7 trucos que te ayudarán a conseguirlo ¡ebook gratuíto!

51 lectores han opinado, ¿cual es la tuya?

Comments

  1. A mi me pasa mucho como dices tu, cuando quiero algo muy especifico en alguna tienda. Me hace gracia por que por lo general, todas ponen la misma cara, como si llevaras antenas y vinieras de Marte….respondiendote …pues “no hay”. Muy pocas veces he notado el acompañamiento hasta el final de la venta o el interés por buscar alternativas. Supongo que es, muchas veces porque quien esta de cara al público en ese momento no suele ser el dueño del negocio…no obstante, por eso considero que una buena formación y selección del personal y la búsqueda de personas con pasión o vocación por lo que hacen, cuando alguien da la cara por ti…es súper importante.

    • No quiero tampoco se mal interprete mi comentario sobre las dependientas, que hay de todo en esta vida y también las hay buenas. Solo quería reflejar el hecho que para vender, la buena atención es importante.

      Sí que hoy en día la compra es mucho más por libre y no es como hace 30 años, pero aún así cuando necesitas que te ayuden, se agradece que estén.

      Un abrazo Aroa

  2. Siempre digo que el negocio muchas veces no es el negocio en si, sino la persona que existe detrás. El trato y atención de esa persona es el valor que tiene la empresa. Y si es bueno volverás mil veces. Y si no, en pocas ocasiones le darás otra oportunidad

    • Así es, como todo en la vida la atención la hacen las personas e incluso muchas veces compramos no porque realmente lo necesitemos, sino porque te cae tan bien, que compras.

  3. Tienes razón, es importante que la gente esté tranquila y la escuches, aunque tengas que decirles que no se puede, pero siempre dándoles un por qué… A veces incluso una solución que no pasa por tu negocio. A mí a veces me han mandado fotos de otras artesanas para ver si lo hacía y les he dicho que no era mi estilo pero que esa artesana era tal para que pudiera ponerse en contacto con ella.
    A lo mejor a ti te supone 5 min de email pero para esa persona es una solución y dejar de dar vueltas.

    Por cierto… Sí al final imprimiste las tarjetas… ¿Dónde fue? Nos has dejado sin final de historia 😉

    • Totalmente de acuerdo, aunque por ejemplo en mi caso son tantos los mails que recibo, que 5 minutos multiplicado por 100 mails al día… que el tiempo es escalofriante, aunque siempre lo hacemos lo mejor que podemos.

      Las hice sí, en una imprenta que por casualidad encontré por Barcelona, tremendo!

  4. Te dejo dos comentarios a propósito de este artículo. El primero, gracias por él porque muchas veces nos ayudas a abrir los ojos.
    El segundo es que no necesitas una imprenta al uso, necesitas una imprenta con diseñador gráfico (o directamente busca un diseñador). Búscalo así. El diseñador te hará el diseño, te explicará materiales, veréis juntos lo más apto adecuado al precio que quieras pagar, te explicará todas esas cosas que no sabías… y él se encarga de terminar el trabajo y dejarlo listo para imprimir (algunos hasta te entregan el material terminado y listo). ¡Esa profesión existe para algo! xD y es para quitarte dolores de cabeza.

    • El trabajo que quería realizar era tan tan sencillo, que en ese caso no creí necesario acudir a mi diseñadora gráfica. De todas maneras, creo es obligación de las imprentas informar a sus clientes sin necesidad de que haya un experto de por medio que les allane el camino, mi opinión 😉

  5. Muy buen post y muy real! Desgraciadamente sucede en la mayoría de los casos. Me he llegado a preguntar, – quién te atiende está haciendo un trabajo que le desagrada o bien hoy no es su mejor día,…?
    Si te contara que me trataron muy, pero que muy mal en una tienda infantil de nombre, dónde por ir vestida casual o cómoda y mis hijos llevar un par de churretones, me llegaron a insinuar que en dicho local, no había nada que yo pudiera pagar!!! Estilo Julia Roberts en Pretty woman. Lloré como un crío y nunca más volví a consumir productos de dicha firma. Y no me arrepiento!
    Te deseo un feliz domingo, Susanna.

  6. Hola Is! Qué rabia me dan estos temas. Sé a lo que te refieres, yo he tenido varias experiencias de este tipo, no concretamente con imprentas, sino en cualquier otro tipo de tiendas. Yo tengo 26 años y aparento mucho menos, a veces ni siquiera se creen que tengo más de 18 años. Muchas veces en las tiendas me tratan fatal cuando pregunto dudas sobre algún producto o servicio y creo que es porque al parecer muy jovencita no me toman en serio. Muchas veces he visto como las cajeras del supermercado atendían con mucha simpatía a una señora o señor mayor delante de mí y cuando llega mi turno ni me saluda ni me mira a la cara… Estas cosas provocan lo que tú comentas, que pierdan clientes porque a mí personalmente se me quitan las ganas de ir a comprar a esos sitios. La gente olvida que trabaja para los clientes, tengan la edad que tengan, y que sin ellos no son nada literalmente. Siempre que le cliente sea respetuoso y educado se merece como mínimo que lo traten igual.

  7. Depende del lugar a donde vayas, pero creo que tienes razón. Muchas veces te sientes ignorada y eso es un problema enorme. Me ha resultado muy famiilar lo de los presupuestos porque he sufrido que no me los remitan en más de una ocasión.
    Por otro lado reconozco es complicado mantener en perfectas condiciones un servicio de atención al cliente, las sugerencias son siempre bienvenidas.

    • Creo que es solo escuchar, ayudar y ser atento, al final ofrecer una buena atención al cliente no es tan complicado y está al alcance de todo el mundo. Ahora ya es tan solo quererlo hacer o no, y eso está en la mano de cada uno.

  8. Es verdad que cada vez el servicio al cliente es peor! Menudo horror! Si es que a una le dan ganas de mandarlo todo a paseo. Muchas veces quieres comprar cosas en la tienda de tu barrio, la imprenta de tu ciudad y te tratan tan mal que dices: ¿y no voy a ir a irme fuera para conseguir un buen trabajo hecho y quizas más barato?

  9. ¡Qué razón! Es imprescindible tener una buena atención al cliente. Educada y siempre con una sonrisa ;). Gracias Is.

  10. Hola Is,

    Cuaaaaanta razón tienes!!! Y que rabia te da cuando te encuentras con esa situación y te tratan como si tu, como clienta, tuvieras que saber los entresijos de su negocio, más cuando tu procuras ser lo más profesional posible en lo tuyo!!!! Bufffff…. No sé si te será de utilidad, pero hará una semana descubrí una web dónde igual te entienden, tengo que decir que no tengo experiencia con ella, pero tiene muy buena pinta, se trata de Valentina’s Factory. Si decides trabajar con ella, cuentános cómo te ha ido…Bss
    Para cuando las ganadoras de las becas??!!!;)

  11. Hola, Isabel! Yo también he tenido varias experiencias de estas, tanto personales como profesionales. En lo personal me han llegado a decir en una tienda de ropa que por mi sobrepeso no había nada para mí en esa tienda. Me quedé con tal cara de sorpresa que no supe ni qué responder. En lo profesional me dedico al diseño gráfico y me han tratado como cuentas en el post muchas veces, ni siquiera hablándoles en su mismo idioma (serigrafía, cuatricromía, sangre, etc). Hasta que en una comenté que era diseñadora, ahí cambió todo. Me hacían precio especial, me daban mil y una opción, etc. Es como si al saber que si me trataban bien podría traerles más clientes se les encendiera la bombillita. De hecho he trabajado como diseñadora para una imprenta y mis jefes me han llegado a decir que allí lo importante no era el diseño sino la cantidad de ejemplares que el cliente solicitaba. Sé que cada persona es un mundo pero yo, por ahora, no me he encontrado más que una imprenta diferente a las que tú comentas. Lástima.

    • Y sabes lo peor Elena? que cuando le explico lo ocurrido a otros colegas tuyos del sector, me dicen exactamente lo mismo que me acabas de comentar, que ni tan siquiera con ellos hay entendimiento. A nivel cliente particular o diseñador gráfico, lo que queda claro que existe un problema interno general en el mundo de las imprentas, y es una pena de verdad.

  12. Es verdad, en muchos sitios la atencion al cliente no esta como tiene que estar, y es lo primero que tenian que enseñar y exigir, porque por culpa de atencion pesima la empresa pierde trabajo, y al final la dependienta va a la calle, no les da por pensar que es su trabajo y representan el negocio.
    La tinta blanca no hay… asi que en el fondo negro no se puede imprimir :))

    Un saludo.

    • Imagina, pero yo que iba a saber… pero bien que veo cosas blancas en fondo negro… en fin, que creo las cosas son sencillas pero las complicamos innecesariamente. Un abrazo Olga

  13. Que realidad tan “real” y tan triste… a veces me pregunto ¿ de dónde creen que salen sus sueldos ? porque si no hay clientes, no hay dinero y si no hay dinero, las empresas cierran, ante o después….
    Trabajo de cara al cliente hace muuuuuchos años, y cuando soy yo la clienta echo de menos la empatía.
    Siempre intento ayudar a mis clientes, ponerme en su lugar y si no puedo ayudarles les doy opciones, incluso desvío a mi competencia… No cuesta nada poner un poco de cariño y ayudar !
    Hay mucha falta de profesionalidad en los trabajos de cara al cliente y es una lástima… Es tán fácil hacer la cosas bien ! Además uno se siente muy satisfecho y duerme mucho mejor :-)

    • Totalmente de acuerdo Helga. Creo que en general en el sector servicios y sobre todo de cara al público, hay muchas pocas personas que estén por vocación y sí muchas por obligación, y eso se nota mucho. De todas maneras es lo que dices, poner un poco de cariño no cuesta tanto, a todos nos gusta nos atiendan bien.

  14. Cuán identificada me siento, encontrar imprenta que te haga lo que quieres y te trate a ti y a tu trabajo con mimo y respeto es tan difícil. He tenido problemas y he tenido que cambiar de imprenta varias veces, tengo pendiente un trabajo con un par de ellas, lo que me muevo por Madrid, y ambas dos las estoy testando por referencias de compañeros, así que el trato no sólo es importante para que tu cliente actual vuelva, también es importante para que te traiga más trabajo.
    También creo importante compartir las experiencias, considero es un apoyo y refuerzo a los que hacen el esfuerzo por dar un buen servicio y atención.
    Un abrazo y gracias por contarnos tus peripecias con imprentas, tintas…

    • Ya ves Ana, quienes os dedicáis al diseño profesionalmente también os encontráis con estas situaciones a diario y digo yo, dónde están las buenas imprentas? me niego a creer que no existen.

      • Yo también me niego a creer que no existan, con la experiencia voy descartando, por lo que agradezco cualquier consejo, y si las que te decía que estoy esperando resultados salen bien te cuento 😉

  15. ¡Uf! éste tema me toca el alma. Ya no se estila cuidar al ser humano que tenemos delante cuando viene a nuestro negocio. Algunos tienen prisa, muchas cosas que hacer, “que compre y se vaya cuanto antes “. Yo puse un negocio hace ya 27 años. Me encanta el contacto con la persona, compre o no compre. Para mi es muy simple, hay que tratar a los demás como te gustaría que te trataran a ti. Con cariño, respeto y mirando a los ojos para entender lo que el otro necesita. Porque también soy cliente cuando me quito el delantal y salgo a la calle y lo que tú cuentas lo veo más de lo que me gustaría y lo he sufrido

    • Lo que he comentado antes, creo que hay muchas personas que ocupan puestos de cara al público por obligación y no por vocación. En tu caso dejas claro que realmente te gusta lo que haces… pero por desgracia a no todo el mundo le importa tanto el trato al cliente.

    • Eso es… descuidamos a la persona y la vemos sólo como cliente…. y nada más bonito que el trato directo, mirando a la cara y cuidando esos detalles. Aún recuerdo aquellaz pequeñas tiendas de barrio donde te sentías como en casa. Y cuando volvías, entrabas con una sonrisa.
      Un saludo.

  16. Gran problema en España, parece como si te hicieran un favor por venderte algo. Con muchas imprentas pasa que están acostumbradas a trabajar con profesionales, y quieren que les des todo ya masticado para que sea hacer y listo.
    Con el cliente final son muy pocas las que se atreven a trabajar por las vueltas que tienen que dar y por no aguantarnos. A muy pocas se les ha ocurrido cobrar más para poder atender bien al cliente, creyendo que el precio es lo único que los diferencia.

    Gracias a la mala atención que me han dado varias empresas por diferentes motivos, ya tengo varias grandes marcas en mi lista negra de nunca más preguntarles, y que siempre que puedo no recomiendo.

    • Pero esto tendría fácil solución: subiendo el precio. A mí no me importa pagar más, siempre y cuando el resultado sea bueno y me atiendan bien. El problema es que ya falla de base…

  17. Qué rabia me da esa expresión en la cara tipo “si no sabes, a que vienes?” la vivo bastante en las tiendas de bricolaje.

  18. Muy de acuerdo…. aún sigo esperando el presupuesto de unas cajas de cartón a medida, que pedí hace meses.

    Soy vendedora y es desesperante invertir tu tiempo en buscar proveedores, escribir tu petición bien detallada y ver que es tiempo perdido, y vuelta a lo mismo probando con otras empresas. No ocurre siempre así, pero si se nota muchas veces esa falta de interés y de acompañamiento que mencionas.

    Por eso, intento siempre atender al cliente lo mejor posible. No quiero que se sientan tan mal como me he sentido yo y deseo que queden satisfechos con su compra, porque es un cliente ganado, que en muchos casos, repite y hasta me recomienda o deja buenas reseñas.

    Por suerte aún hay gente que adora su profesión como dependiente.

    Un saludo

  19. Que importante es querer solucionar los problemas de los demás, una actitud que muchas veces es inherente a cada persona. De todas formas, en muchos casos cuando las empresas crecen, poder y saber transmitir esa empatia en los empleados no es fácil, y no siempre es “culpa” del empleado, si no que no siempre sabemos exponerlo, y en otros casos, lamentablemente hay empleadores que no se preocupan por ello, directamente ponen a personal sin formación a atender.

    • Totalmente de acuerdo, en muchas ocasiones es culpa de ambas partes, el empresario por no transmitir unos valores y los trabajadores, por no tener un poco de sentido común. Al final todo suma.

  20. Felicitaciones por todos tus posts, se leen con mucha facilidad. Tal como lo dices tú en tus ejemplos. Estaré el martes en Girona, me hubiera encantado haberte conocido. Pero no estaré muchas horas y por otro lado tampoco sé si tú estarás disfrutando de tu trabajo fuera de allí.
    Esperare ansiosa al mail o post del día de mañana???????????

    • Muchas gracias Alejandra! me alegro te guste el post. Tampoco podría tranquila, tengo la agenda hasta arriba de reuniones esta semana, seguro que pronto coincidimos. Un abrazo

  21. Uf Is has dado en el clavo. Es algo que me sorprende y que a veces no es justo. Ves a alguien súper amable y dispuesto a ayudar que cierra su negocio y el de la ley del mínimo esfuerzo ahí sigue, porque tiene mejor ubicación, o vete a saber porqué. Pero en principio sí que quién más se lo curre, más durará.

    Un Saludo.

  22. Cuanta verdad!! A mi me ha pasado en varios sitios, que sales con la sensación de que no te han querido vender. En las imprentas me ha pasado bastante y en las mercerías también, me parece tan absurdo que no te ayuden a saber lo que quieres, es lo que deberían hacer, no? En fin…

  23. Actualmente, en Venezuela, eso desapareció casi por completo. He tenido experiencias en restaurantes donde me dan un servicio tan malo que me levanto de la silla y me voy sin comer nada, es decir, estoy pagando para recibir buena atención y no para que me traten a las patadas. Para mí este es un tema muy importante. También he estado en lugares donde no pensaba comprar y termino llevándome algo solo por el buen servicio que recibí… La última que aplico es ir siempre a los mismos restaurantes en los que ya conozco el servicio y la calidad de la comida.

  24. Hola Is!!!

    Yo soy del sector imprentas te doy la razon en una parte y en otra deberia hacerte preguntas antes…

    Primero decirte que no es verdad que solo imprima blanco la serigrafia, Toooodos los sistemas de impresion hoy en dia impren blanco, otra cosa es que tengan la maquina para hacerlo. Lo mas habitual es en offset. Digitales hay solo una marca y las maquinas son taaaaan caras que ciertamente las hay contadas con una mano en españa, pero las hay 😉

    No has nombrado que cantidades pediste, es muy probable que los sitios que te hicieron poco caso, fuese por eso… Piensa que la puesta a punto de estas maquinas es taaan cara que para 50 o 100 o 200 unidads depende del tamaño ,es que te sale a un precio la unidad impagable…

    De todas formas yo llevo en el sector desde los 18 añitos, pronto hará 9 años, y te puedo decir que para que te escuchen en una imprenta lo mejor es que vayas como empresa, a menudo el particular conlleva mucho trabajo y poco beneficio, de ahi surge la impresión en digital para pocas cantidades, el problema es que es un sistema muy “nuevo” y todavia le falta variedad en acabados… Explicado mal y rapido!jejeje!

    Si no te queda muy lejos el Prat de Llobregat, escríbeme, estare encantada de ayudarte a realizar estos proyectos, me dedico a ello y me haria ilu echarte un cable, para que veas que no todas las imprentas son iguales 😉

    Cuidate y saludos!!!

    • Pues está claro que me informaron mal… :(

      Pedí 200 unidades pero de todas maneras para mí ya no era un tema de costes, tenía claro que si quería algo en concreto no iba a poder tenerlo todo, así que tampoco puse límites de precio y 200 ut no me parece poco… llega cierto punto que valoro mucho más el resultado y la atención, que no el precio.

      Y sobre lo de empresa, es que en mi caso soy empresa, autónoma pero no dejo de ser empresa, mis blogs son mi trabajo a tiempo completo. Eso sí, no voy por las 1.000 o 10.000 unidades como harían las grandes pero vaya, puedo asegurarte que mis impuestos trimestrales los pago.

      Y muchas gracias!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *