Desde hace meses intento descubrir el motivo por el cual muchas personas dejan fracasar su proyecto.

Sí, como has leído, no es algo que suceda al azar, prácticamente desde un inicio lo dejan a la deriva.

Este fue además el motivo principal por el cual en abril buscaba a 2 futuras emprendedoras, quiero intentar llegar a la raíz del problema y ver qué está ocurriendo.

Recuerdo que cuando de jovencita empecé a trabajar en la asesoría, no entendía porqué los bancos pedían un aval a nuestros clientes cuando iban a pedir un préstamo para sus negocios, ¿cómo eran capaces de pedirle a una familia que pusiera en juego su único hogar?

Y la respuesta era sencilla: si tú no quieres avalar con tus propiedades personales, es que no confías lo suficiente en tu negocio.

 
proyectos-fracasan
 

Piénsalo bien, tiene toda la razón de ser, si crees en tu proyecto y en su viabilidad, poner un aval es meramente anecdótico.

Tal afirmación puede llevar a debates de abusos y demás de ciertas entidades bancarias, pero no es por ahí por donde quiero que este post derive.

Quiero hablar del compromiso.

La inmediatez de internet, el que abrir un blog sea gratis y rápido, el que haya gente que vende humo (porque la hay y mucha)… desvirtúa lo que hasta a fecha de hoy, ha significado emprender.

Esta misma semana ha comenzado mi programa Emprende LAB y con él, las sesiones individuales con mis alumnas.

El patrón vuelve a repetirse,

  • Hay una parte que todavía no han empezado con su negocio y que tienen claro, quieren hacerlo bien desde el inicio, para ello creen imprescindible formarse y conocer qué pasos deben dar.
  • Y quienes llevan alrededor de 2 años, sin formación previa en marketing y negocios,  y que toman el programa como la última oportunidad que le dan a su negocio antes de bajar la persiana virtual.

Y siempre me invade una sensación de tristeza, porque a fecha de hoy todos los casos con los que he trabajado son totalmente salvables pero han estado con el agua hasta el cuello con todo lo que eso significa, y sin necesidad, durante demasiado tiempo.

Sí, emprender online implica menos inversión que de la manera tradicional, pero hay que invertir de todas maneras tiempo y/o dinero.

Y sí, es más “fácil”, pero eso no es sinónimo de que con tan solo abrir una página empiece a lloverte el dinero.

Desgraciadamente esto no va así.

Quienes me conocéis lo sabéis, soy muy exigente conmigo misma y con los cursos que ofrezco.

  • Siempre ando preocupada porque tengáis todo lo que podéis necesitar y que yo por supuesto cuando empecé, no tuve.
  • Que no os falte información importante.
  • Actualizo todo el contenido, hojas de trabajo…

Y el feedback que me dais por norma siempre coincide vaya, no sabía que tener un blog/monetizar/emprender online implicara tantas cosas, es más complejo de lo que me pensaba.

Por eso hoy con este post, he querido hacer una reflexión en “voz” alta.

  • Si para ser médico hay que formarse.
  • Para ser administrativo también.
  • Mecánico.

¿Por qué para emprender la mayoría no se prepara? ¿Por qué se lanzan al vacío sin tener conocimientos de marketing, estrategia, redes sociales, empresa…?

Y repito que lo que pretendo es que todos reflexionemos sobre ello y que es importante no olvidar, que tu compromiso es decisivo para el éxito de tu proyecto.

Sé que las respuestas más fáciles son no tengo tiempo o no tengo dinero, pero sinceramente, entonces emprender no puede estar entre tus opciones.

Yo lo dí todo en La 5th con Bleecker St. porque tuve muy claro desde el principio que quería se convirtiera en mi medio de vida, y conociéndome, nunca habría estado a medias tintas durante tantos años teniendo muchísimas mejores cosas que hacer.

Principalmente porque a medio gas, no lo hubiera logrado ni en sueños.

Y al igual a la hora de emprender. Quieres hacerlo a tu manera, más conscientemente, slow… o como quieras llamarlo, pero la finalidad es la misma: que sea lo suficientemente rentable para que puedas vivir de ello.

Y si no lo pones todo de tu parte, por el camino tendrás tantos dolores de cabeza, que probablemente al final te arrepentirás de hasta haberlo intentado.

Rafa Nadal nunca habría llegado a ganar tantos títulos ni a ser el número 1, si antes no hubiera puesto todas las cartas sobre la mesa.

Y ojo, que desde hace un tiempo a esta parte, parece incluso que hay personas que encuentran normal que para “triunfar”, primero tienes que fracasar con un proyecto (o varios) previos. Y no lo siento, esto no va así.

Si tu proyecto está bien planteado desde un principio y tienes compromiso con él, puedes evitarte ese mal paso y años de incertidumbre.

Por supuesto que aprendes de tus errores, pero también puedes aprender de los errores, conocimientos, formación, experiencia… de otros.

 

Por eso hoy quiero te hagas una pregunta, ¿Qué grado de compromiso tienes con tu proyecto? ¿Has puesto toda la carne en el asador? Si no lo has hecho, ¿Cuál es el motivo? ¿No crees lo suficiente en él? ¿Hay que darle una vuelta? ¿O ya ha llegado el momento de pasar página?

¿LISTA PARA AUMENTAR EL TRÁFICO DE TU BLOG?

Suscríbete ahora y te explicaré 7 trucos que te ayudarán a conseguirlo ¡ebook gratuíto!

38 lectores han opinado, ¿cual es la tuya?

Comments

  1. Gracias cómo siempre por tu Blog porque nos hace pensar. En mi caso llevo 2 años y se cual es mi problema y pronto solventaré. El año pasado no cumplí mis objetivos pero este año si (aunque son muy bajos) y eso es lo que importa pero por otro lado hay que ser realista hay que formarse mucho, meter muchas horas para seguir creciendo, de momento lo hago todo yo sola así que poquito a poco.

    • Totalmente de acuerdo, hay que formarse sobre todo, si no se tienen conocimientos de empresa y marketing, es imprescindible para que un negocio arranque y evolucione. Ánimos Noelia

  2. Hola Isabel , soy Leonor y me he hecho todas las preguntas ;tengo tiempo y dinero así que las dos primeras premisas no me faltan y compromiso tengo para dar y me sobra y ¿ por qué no he puesto toda la carne en el asador ? no se como hacerlo, no se a quien dirigirme , me faltan muchos conocimientos a nivel informático y de marketing ,muchas inseguridades en no saber hacerlo de una manera legal .
    Una vez contestadas tus preguntas, ¿me puedes ayudar, por favor ? No encuentro publicado el resultado de tu post”Buscando dos nuevas emprendedoras ” ¿ Quienes han sido las afortunadas ? . Enhorabuena a las dos elegidas y muchísimas gracias a ti por ayudarme cada día desde la distancia. Un besito . Leonor.

    • Acude a profesionales que puedan ayudarte, identifica cuáles son tus carencias y busca a las personas más adecuadas que puedan ayudarte a arrancar a tu proyecto. Tienes dos handicaps importantes superados, el último es fácilmente salvable.

      Arriba tienes el enlace Leonor del post que me preguntas.

      Un abrazo

  3. Buenos días, Is. Pues yo reconozco que no he implementado todas las herramientas necesarias para que sea un éxito. He hecho varios cursos contigo, me sé de carretilla lo que hay que hacer sí o sí, y aún así, voy dando palos de ciego. A veces me pregunto si sigo creyendo en mi proyecto, en aquél blog que abrí hace casi dos años y que tantas satisfacciones me ha dado.
    Creo que es importantísimo lo que dices de invertir en formación. Recuerdo que hasta que no tuve la tutoría contigo en Los secretos del blogging, no entendí que mi blog no era objeto de monetización sino de apoyo a un negocio. Fíjate hasta dónde llegaba mi confusión en aquél momento.
    Reconozco que trabajar sola me es muy difícil. Me disperso fácilmente y no sigo una hoja de ruta, por lo que sé que así es muy difícil sacar el proyecto adelante. Ahora mismo me encuentro en un momento de absoluta duda existencial bloguera. Dedico muchas horas al blog pero no se traduce en los resultados suficientes. ¡Menuda parrafada te he soltado!
    Muchas, muchas gracias por tu buen hacer. Fuiste lo primero que se me cruzó en el camino virtual cuando tuve la idea de abrir mi blog y no sabes cuánto me alegro.
    Besos y buen domingo.

    • Rocío como bien dices, tienes todas las herramientas y pautas para lograrlo, sobre todo cursando el programa de Los secretos del blogging.

      Lo que te ocurre a ti es muy común, hay muchas personas que necesitan una guía de manera permanente cerca, el problema es que eso tiene un coste muy elevado que es difícil de asumir. En mi caso, por si te sirve, es cierto que soy muy organizada y disciplinada, pero me ayudó mucho el que mi proyecto, era el proyecto de mi vida. Piensa que quizás, es solo una posibilidad, quizás no te llena lo suficiente como para comprometerte con él y ahí, esté la raíz del problema.

      Aprovecha el buen tiempo, la playa, desconexión para pensar sobre ello Rocío y en septiembre me cuentas.

      Un abrazo

      • No, no se trata de que mi proyecto no me empuje lo suficiente. Tengo claro que esto es lo que quiero, pero en el momento que voy a hacer algo nuevo y me atasco por cualquier cosa, empiezo a agobiarme. Me pasa como a Leonor en cuanto a temas informáticos y de marketing. Estoy intentando desvirtualizarme en mi ciudad porque estoy muy presente en rrss pero a nivel personal no tengo muchos contactos. Creo que esto es imprescindible.
        Por otra parte, veo en redes gente que va subiendo followers como la espuma y eso, a veces, me deprime un poco. Sigo un calendario de publicaciones regular con imágenes preciosas y conseguir un seguidor me cuesta la misma vida. Creo que también estar pasando por un momento personal complicado no ayuda mucho aunque no lo justifico, pero cuesta, eh? Como decía aquél…la fama cuesta!!
        Besos, Is (y todas)

        • Claro, pero tú no eres otros Rocío, no te compares, no lo hagas. Hay una frase clave que has dicho que es arma de doble filo tengo claro que esto es lo que quiero, y eso es genial, porque sin duda tiene que gustarte pero mi pregunta es ¿es lo que quieren los demás?

  4. Toda la razón Is
    Muchas veces creemos que un blog es un hobby y realmente para muchos es así, el problema viene cuando se quiere monetizar que creemos que nos va a llover dinero fácilmente y eso no ocurre con nada en esta vida, como en todo hay que trabajárselo y el compromiso desgraciadamente no es algo habitual hoy en día. También yo creo que no todo el mundo es válido, hay quien lleva ser emprendedor dentro y hay quien es más conformista… Son 2 perfiles distintos y hay que saber de cúal formas parte. Yo lo tengo claro y estoy trabajando en ello 😉

    • Totalmente cierto Cris, esto es casi como trabajar de cara al público, mucha gente lo hace, pero no todo el mundo que tiene un trabajo de este tipo tiene empatía suficiente para hacerlo.

      Lo mismo ocurre cuando se estudia una carrera, tienes la formación, pero tu actitud no es la que ese puesto necesita… como bien has dicho, es algo que ocurre a todos los niveles de la vida, no solo en el digital.

      Un abrazo Cris y a seguir trabajando

  5. Hola Isabel,

    Me ha gustado mucho tu reflexión y además creo que, en los tiempos que corren, muy necesaria.

    Me quedo con la parte que para triunfar no es necesario fracasar primero con otro proyecto o negocio. Porque, aunque yo me incluyo en este grupo, lo cierto es que me sirvió para darme cuenta que “triunfar” requiere tiempo, constancia, perseverancia y compromiso, pero que también es necesario saber qué hacer y cómo para dar los pasos correctos y para ello, qué mejor que aprender de los que han recorrido el camino antes que tú.

    Un abrazo 🙂

    • Así es Virginia, últimamente no paro de ver profesionales que hacen del hecho de “fracasar” como algo cotidiano. Cierto es que eso reconforta a las personas a las que les ha ocurrido e incluso las anima, pero no por ello tenemos que pensar que es lo “normal”.

      Lo que la vida y experiencias pueden enseñarte no es comparable a lo que aprendes en la universidad o en una academia, aunque eso no es sinónimo que la formación no sea muy importante. Pero sin duda cuando te dejas acompañar por personas que están donde tú quieres llegar, evitas perder mucho tiempo, dinero, problemas… y posibilidades de que tu proyecto no llegue a buen puerto.

      Un abrazo Virginia

  6. Muchas gracias, Isabel. Lo de la formación me parece clave. La gente siempre me pregunta por qué sigo estudiando si ya tengo varios postgrados, especializaciones y cursos. Me dicen que lo mío es “titulitis” (palabra que odio, por cierto). Yo les digo que cualquier profesión requiere de formación continua, actualización e investigación diaria para estar siempre un paso adelante. Aprender de académicos es vital, al igual que escuchar a quienes trabajan en tu área porque ellos pueden darte herramientas que tú no tienes (yo sí creo que puedes aprender de cabeza ajena). Todo esto, sin duda, te nutre como persona y profesional. Atrás quedó la época en la que estudiabas una carrera, hacías algún curso posterior y listo. Esa es una filosofía ortodoxa. Lo moderno es ser una estudiante toda la vida.

    • Totalmente de acuerdo Rebeca, creo que falta inquietud, pasión y demasiado acomodamiento. Yo soy de las tuyas, estoy constantemente formándome porque no solo me apasiona lo que hago, sino porque cada día quiero ser mejor profesional y dar lo mejor de mí.

      Es uno de los grandes problemas de este país a diferencia de otros, nos han acostumbrado al contrato indefinido y a lo importante que es tener uno, y eso hace bajar la guardia una vez ya lo tienes.

      Un abrazo

  7. No sabes cuánto te agradezco la última parte de esta reflexión Isabel. Últimamente leo mucho que para triunfar hay que fracasar primero. Parece que si no te estampas contra un muro no tienes posibilidades de crecer.

    La primera vez que lo leí no lo entendí porque no creo en ello. Luego a base de leerlo en todas partes terminé hasta creyéndolo y preparándome emocionalmente, a la espera de ese fracaso que me ayude a mejorar. Sin embargo un día me di cuenta de que eso no tiene por qué ser cierto si tienes bien claro lo que quieres conseguir y hacia dónde vas. Y eso, inevitablemente, va ligado a la formación. Porque un camino se puede hacer desde cero, cortando todo lo que se te ponga por delante. Pero ese tipo de camino es el que consigues a base de estamparte y desviarte.

    Luego está el otro, el que otros ya allanaron antes que tú y que tienen las herramientas y el conocimiento para ayudarte. ¿Por qué no queremos aceptar que es necesario para, por lo menos, empezar a andar? Aunque luego, con lo que hayas aprendido decidas tú misma abrir otro camino. Pero ya con las herramientas que te ayuden a ir a buen ritmo y sin tropezones.

    Y yo precisamente estoy en un momento en el que aún no puedo permitirme formación muy cara. Así que hago todo lo que puedo para adquirir formación a un coste medio y también toda la gratuita que me encuentro. Y puedo decir que gracias a eso tengo mucha más confianza en que mi proyecto es posible y lo puedo lograr.

    Pero es que desde el principio entendí, asumí que sin conocimientos o no lo consigo o tardo mil años. Y poco a poco, paso a paso las cosas van saliendo y al igual que mi emprendimiento evolucionará yo también y la inversión también tendrá que crecer y yo celebraré cada céntimo que tenga que gastar en formarme para hacer posible mi sueño.

    Un abrazo Isabel. Muchas gracias por todo lo que nos compartes.

    Naza

    • Veo que no soy la única que se ha dado cuenta, lo que creo me ocurre como a ti Naza, a veces pienso que decir en voz alta que no estás de acuerdo, te hace ser un bicho raro y que parezca que eres tú quien tiene el problema.

      Y no, tu primer proyecto no tiene porqué fracasar si está bien planteado. Y no, el que hayas fracasado en un primer proyecto no te garantiza el segundo te vaya bien ni te da tablas para aconsejar a otros, que es algo que también abunda.

      Ánimos con lo tuyo, y haz oídos sordos.

  8. Hola Isabel,

    Llevo varios años con mi negocio pasando por múltiples fases y creo que por fin he dado con la tecla para hacer que todo mejore y evolucione. Llegar a este punto ha sido gracias a leer mucho, hacer cursos y analizar mil veces mi negocio.
    Los negocios no se hacen de la noche a la mañana y hay que aplicar muchas cosas aparte del dinero y tiempo, porque lo peor es perder el tiempo y el dinero en algo que se está haciendo mal.
    No he escogido un modelo de negocio fácil de llevar y más desde el sur, que todo cuesta más.
    Pero por supuesto, como tu dices, la persistencia y el querer llegar al éxito es el motor de todo. Es el sí o sí, y no decir nunca: Con esto que sé es suficiente. Siempre se puede mejorar, siempre se puede aprender más. Hay que estar en todos los frentes a tope, y la energía para nutrir eso son las ganas y ver que las cosas van saliendo poco a poco bien.

    Gracias!

    • Quiero aclarar, que cuando hablo de dinero me refiero a pagar a otra persona a que lo haga por ti. De todas maneras siempre aconsejo que aunque el emprendedor no vaya a realizar la totalidad de las tareas de gestión de empresa (marketing, negocios, promoción…) debe conocerlas y saber los pasos, porque sino deja el 100% de la empresa en manos de otras personas y pierde el control.

      Me alegro que después de estos años todo se empiece a encarrilar, quien la sigue la consigue Blanca, un abrazo.

  9. Hola Isabel,

    Yo estoy en el primer grupo (todavía no he empezado).

    De verdad que me gustaría no formar parte del segundo.

    Pero a veces pienso que no hay manera de saber si lo que voy a ofrecer le va a gustar a los demás.

    Un saludo,
    Marta

  10. Hola Isabel, te leo y me iluminas! Me encanta leerte en domingo. Estoy deacuerdo contigo, hay que poner todas las cartas en la mesa. Lo malo es que cuando los tiempos en los que vives te agarras al blog, como último recurso y sabes que te hace falta formación, claro que sí. No me he perdido ninguno de tus trainings, te sigo y leo. Yo quiero pero económicamente ,no puedo. Llevo casi un año con el blog, dar no da nada y se lleva de mi tiempo lo más grande. Será posible ganar algo, para invertir en formación? Ése es mi meta. Crees tú que puede ser posible? O es imposible me estoy dando contra un muro?

    • Sinceramente Angela, es muy difícil, porque como he comentado estás dando palos en el aire. Y te lo digo por experiencia propia porque yo lo he vivido, he estado en vuestra piel, no lo olvides nunca. De todo ello te darás cuenta el día que hagas una formación completa, ahí te verás la de huecos que había por cubrir entre una cosa y otra.

      Un abrazo

  11. “Si tu proyecto está bien planteado desde un principio y tienes compromiso con él, puedes evitarte ese mal paso y años de incertidumbre.” No puedo estar más de acuerdo con este reflexión. El compromiso, creer en uno mismo y la perseverancia son obligatorios si queremos el éxito de un negocio, por pequeño que sea. Eso junto a un poco de estrategia y a comerse el mundo! Un fuerte abrazo 🙂

  12. A mi lo que me ha pasado es que he andado como pollo sin cabeza: poco formación, mucho contenido y…Nada que vender! A día de hoy he sentado las bases de lo que quiero vender próximamente. Hoy mismo tengo la sesión de fotos para presentar la web y el paso siguiente es redactar las páginas de venta. Lo que quiero decir con todo esto es que si no empiezas, no sabes. Y ni por asomo nos imaginamos al principio de todo lo que hay que hacer. Ahora empiezo a entender la frase: hay mucho trabajo detrás.
    Tienes mucha razón con el nivel de compromiso. Pienso que así te comprometes, así es tu resultado.

    • Hay un dicho que dice más vale fracasar pero haberlo intentado, que quedarte con la duda, sin duda hay que tirarse a la piscina, qué es lo peor que puede pasar? si te formas minimizas muchísimo el riesgo de fracaso y si no funciona, todo son aprendizajes que la vida te da.

      Un abrazo y suerte Pilar

  13. Buenas tardes,

    Muy interesante tu nuevo post, y la reflexión que haces en él es la que llevo haciéndome desde hace algún tiempo. Llevo bastante tiempo con el blog, he hecho formaciones contigo, además otras formaciones. En cuanto a formación, intento cuando termino un curso empezar uno de nuevo para no parar…siempre hay cosas para aprender. Desde hace un año cambie el diseño del blog para que fuera más profesional, mis publicaciones desde hace bastante tiempo están hechas totalmente a conciencia. Tengo varías vías para poder ganar algo de dinero…pero nada. Mi nivel de implicación es absoluto…aunque últimamente, me siento algo desmotivada (aún así sigo dando todo de mi). No me importa tener que emplear muchas horas en el blog…me encanta este trabajo. Pero tengo que ser realista, me gustaría que se convirtiera en mi trabajo y fuente de ingresos… Pero lo segundo, no es así. Me siento perdida y no se cual es el camino que debo seguir, donde esta el error para que no haya manera de que funcione.

    Un saludo,

    Natalia

    • Sin saber más, es muy difícil de saber Natalia, quizás haya un problema de base que es lo que habitualmente suele suceder. Creo que el post de la próxima semana puede ayudarte.

      Un abrazo y a seguir adelante

  14. Hola Isabel,

    Estoy totalmente de acuerdo contigo de que hay que formarme, especialmente en esto de los negocios online. Parecen sencillos, parece que tu abres tu blog y que te va a caer dinero del cielo y que no hay esfuerzo detrás.

    Si algo he aprendido con tu programa de Emprende LAB es la cantidad de trabajo que hay detrás de un blog. Y es muy cierto que nos proporcionas una cantidad de información que de otra forma se tardaría mucho más en llegar al mismo punto.

    Mucha suerte con la nueva edición y a todas aquellas que participan, que lo aprovechen al máximo y lo expriman todo lo que puedan ya que con el curso se puede empezar a crear la rutina del trabajo.

    Y al final en los negocios, el éxito es del que lo da todo y es constante.

    Saludos,

    • Muchas gracias Ester, tú eres una campeona y has hecho un trabajo excelente en el programa, muy orgullosa de todo lo que has logrado y lo que te has llegado a implicar. Te auguro un gran futuro, sigue así porque darás que hablar.

      Un abrazo enorme

  15. Hola Isabel! Tienes mucha razón pero creo que a veces son las circunstancias las que cambian. Por ejemplo, creas un blog como un hobby, para compartir y ves que sube y comienzas a pensar en otras posibilidades. Pero algo pasa. En mi caso, una circunstancia personal muy dura hizo que lo dejara “medio abandonado” y ahora compruebo que parece más difícil reanimarlo que crear uno nuevo. ¿Es este también un caso habitual?

    • Puede ocurrir, cuando intentar reanimar es casi como si empezaras de 0 porque durante ese tiempo, muchas cosas pueden haber cambiado en tu entorno virtual. La gente, las necesidades… tienes que evaluar lo ocurrido y a partir de ahí, pensar qué camino tomas.

      Un abrazo

  16. Está claro que a veces somos nosotras mismas las que nos autosaboteamos, ya sea implicandonos mucho, con muchas horas, pero dando palos de ciego, u obcecándonos en una idea que sólo a nosotras nos parece interesante. Vivimos en continuos cambios, tendencias, algoritmos de redes sociales que nos vuelven locos, y si no seguimos una formación continua, está claro que al final el negocio o la idea nos puede a nosotras.
    Deseando leer el post de la semana siguiente, Is. Un abrazo a todas.

    • Y tú lo sabes bien, menuda vuelta has dado tú Agurtzane, tengo muchas ganas que todas conozcan tu historia porque has sido uno de los mayores cambios en tan poco tiempo, lo has hecho genial, muy orgullosa de todo lo que has logrado. Un abrazo grande

  17. Ouch. Eso casi fue como una bofetada en la cara. Si tengo que ser honesta, no estoy comprometida con mi emprendimiento. Es muy probable que sea el motivo principal de que no rinda como yo desearía. Voy a empezar a tomar compromisos pequeños para poder ir despacio hacia los más grandes. Gracias por abrirme los ojos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *