Si el terreno en el que construyes tu casa es inestable o los cimientos no están bien construidos, puedo asegurarte que en poco tiempo te encontrarás una buenas grietas o peor… la casa se caerá.

Por eso siempre es preciso el trabajo de un arquitecto técnico que haga los planos y supervise la obra, no es capricho, es un profesional que debe asegurarse que todo esté bien realizado para evitar a toda costa desgracias tanto humanas como económicas.

Cuando este sencillo y lógico ejemplo lo pasamos al terreno empresarial, nos encontramos con muchos negocios que no funcionan, que no ingresan, que tienen que cerrar… y todos tienen algo en común: las bases no están bien planteadas.

Si me pagaran por cada vez que oído la frase de hago todo lo que se supone que tengo que hacer, pero no veo resultados.

El problema no es que las técnicas o estrategias no funcionen, funcionan, pero para que eso ocurra primero hay que tener una base firme.

¿Te suena la frase aunque la mona se vista de seda mona se queda? Pues es algo similar lo que ocurre (es lo más cercano que me ha venido a la cabeza para explicarte lo que sucede).

 

motivo-no-estas-ganando-dinero

 

La mayoría de mis alumnas de Conquista con tu negocio tienen un patrón muy similar cuando se inscriben,

  • Llevan un año aproximadamente con su negocio en activo, y no están obteniendo los resultados que esperaban.
  • No trabajaron la base de su negocio antes de lanzarlo.

Por este motivo y antes de enseñar cualquier otra cosa en el programa, el primer módulo es íntegramente dedicado a revisar y establecer las bases. Si pasara directamente a la estrategia, redes sociales… puedo asegurarte que tendría un 100% de tasa de fracaso y que el grado de satisfacción del programa, sería mínimo porque no obtendrían resultados que venían buscando.

Y sí, podría saltarme este módulo ya que no es el core real del programa e ir directamente a la “carnaza”, pero después de estos años trabajando mano a mano con clientes de todo tipo, me di cuenta que era imprescindible comenzar por aquí si quería asegurarme el éxito de mis alumnos.

Así que si no estás viendo los resultados que esperabas en tu negocio, te invito a que revises estas 4 áreas.

 

TU PROPUESTA DE VALOR NO ES CLARA

 

Agurtzane ya lo decía en la entrevista que le hice,

“…mucha gente que me conocía me decía: “He visto tu página, ¿pero qué es eso del pollo?”.

Ahí vi que aquello no se entendía, que no se entendía como un negocio, que no se veía la persona que había detrás, que tenía una formación y una experiencia profesional, que la gente no caía en cuenta de los servicios que podía ofrecer o en los problemas que les podía solventar.”

Ahora cuando entras a su web su mensaje es muy claro “Ilustración para proyectos felices” antes, no tenía ninguno.

Creemos que los demás van a deducir o a investigar qué hacemos y eso, no es así, tan sólo nos van a conceder 3 segundos antes de cerrar la pestaña y decirnos adiós por siempre jamás.

Y no es suficiente con decir soy wedding planner, soy fotógrafa… ya hay muchos y serías uno más, así que tu propuesta de valor no sólo debe ser clara, sino que debe comunicar a los demás qué es lo que te diferencia de otros.

 

NO TIENEN CLARO QUIÉN ES SU CLIENTE IDEAL

 

Yo sé que tú estás ahí porque o quieres mejorar, o hay algo que no está yendo como quisieras.

Y te conozco perfectamente porque tú eras yo hace 6 años, yo no puedo ayudar a todo el mundo (ni lo pretendo), pero sí puedo entender perfectamente qué necesitas porque yo me sentía y me ocurría exactamente lo mismo.

También te habrás dado cuenta que hablo en femenino y aunque en este blog todo el mundo es bienvenido, me siento más cómoda trabajando entre mujeres porque entiendo mejor sus necesidades.

Brevemente en esto consiste tu avatar  y sin este aspecto claro, es imposible determinar el resto de áreas de tu negocio y el motivo es sencillo: ellos son los que te van a comprar.

No sabes cuáles son sus problemas, cómo puedes ayudarles, qué lenguaje utilizan, cómo empatizar con él, qué redes sociales utiliza… tienes un extenso post con ejercicios incluidos aquí que te ayudará.

 

NO SABEN QUÉ VENDER O TIENEN UNA IDEA EQUIVOCADA

 

Si quieres crear un negocio y no sabes qué vas a vender, es normal no sepas quién es tu cliente ideal ahora, todos los productos y servicios que consumimos a diario tienen un perfil muy definido y es tu deber conocerlo.

No todo el mundo es un adicto a Apple, ni a todos nos gusta el Cola Cao, ni todo el mundo tiene un gato en casa… las personas en función de como somos actuamos de una u otra manera.

Por eso es importantísimo tengas claro qué tipo de servicio tu cliente necesita y porqué.

Voy a ponerte un caso real de una situación en la que me encontré en la última edición de Conquista con tu negocio, no voy a dar nombres ni detalles concretos.

Una alumna me explicaba los servicios que iba a ofrecer y estaban muy bien, pero en otro país o en años futuros, en la actualidad el público al que ella se quería dirigir no estaba preparado para ese tipo de servicios.

En realidad, el servicio estaba planeado para ella, no para quien tenía que contratarla.

Y ahí quería llegar yo, el producto o servicio que tú ofreces deben quererlo comprar terceras personas, debe existir una necesidad o debes crearla y por supuesto, debe solucionar un problema o mejorar la vida de tu cliente.

A raíz de este problema común que he identificado en muchos profesionales, creé hace un año el programa Pon precio a tus servicios, muchos no saben paquetizar y transmitir el valor de los mismos y se encuentran que trabajan mucho, por muy poco.

 

LA FALTA DE VISIBILIDAD

 

Crear contenido para tu blog es muy importante, pero si no le das visibilidad únicamente lo va a consumir quien ya te conoce y tu objetivo, es también llegar a nuevo público.

El principio de Pareto nunca falla, 20% de tu tiempo creando contenido y el 80% restante promocionándolo.

No es suficiente abriendo una página de Facebook y publicando contenido, no si no hay una estrategia implícita detrás, la página por si sola no se va a promocionar. Y esto es extensible a cualquier red social.

El gran problema es que sabes qué tienes que hacer pero no cómo hacerlo exactamente, ahí es cuando inviertes tiempo, nada ocurre, te desesperas y a partir de aquí te entra un ataque de inseguridad en todo lo que haces.

 

Así que de nuevo, si ves que hay algo que no está yendo bien, da un paso atrás y vuelve a los inicios, revisa que estas cuatro áreas que te he enumerado estén en su sitio y bien firmes.

¿LISTA PARA AUMENTAR EL TRÁFICO DE TU BLOG?

Suscríbete ahora y te explicaré 7 trucos que te ayudarán a conseguirlo ¡ebook gratuíto!

1 lector ha opinado, ¿cual es la tuya?

Comments

  1. Muchas gracias, nuevamente, por tus consejos. Siempre tan directa que a veces das miedo! Lo digo en broma, tu manera de explicar las cosas es ideal. ¡Al grano!
    Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *