A veces hace falta que otros crean en ti, para que tú misma te creas el potencial que tienes.

Y en la mayoría de ocasiones tampoco hace inventar algo revolucionario para poder ganar dinero con ello, tan solo debes re-inventar la rueda.

Estefanía fue alumna de la 1ª edición de Blog: de ocio a negocio, tres años han pasado ya y no puedo sentirme más orgullosa de todo lo que ha conseguido durante este tiempo.

Hace unas semanas mientras yo estaba en Bali, Estefanía subía a su perfil de Instagram una foto mientras tejía estando en una preciosa playa de Cuba y en aquel momento pensé, ¿no es maravilloso que puedas hacer aquello que más te gusta, estés donde estés?

 

estefania santa pazienzia

 

Trapillo… ¿no hay mucha gente ya que hace trapillo? ¿por qué decidiste abrir un blog sobre este material?

Se dieron varias circunstancias juntas. Por una parte mi descubrimiento de este material que me fascinó y por otra mi afición por los blogs. También influyó que era un momento de mi vida en el que tenía que hacer reposo y estaba muy pero que muy aburrida.

Sumando todos estos factores me faltaba algo: saber tejer. Resulta que no sabía, así que me puse a buscar tutoriales y aprendí lo básico con vídeos de Youtube.

En ese proceso de búsqueda me frustraba porque no había nadie que realmente me enseñara de principio a fin a tejer un proyecto que me gustase, así que se me encendió la bombilla y creé Santa Pazienzia.

Por supuesto que había blogs de trapillo pero mi idea era muy diferente. Quería enseñar a hacer cosas que la gente se quisiera realmente colgar del hombro o poner en su casa, objetos como bolsos que enamorasen hasta a la bloggera de moda más top.

Empecé a publicar pero claro, no me leía ni mi familia. Fue cuando entendí que esto no iba a ser tan fácil.

En 2014 decidiste participar en Blog: de ocio a negocio, llevabas mucho tiempo trabajando en tu blog y a esa fecha no habías podido monetizarlo, ¿por qué creíste que era tan importante formarte en ese momento?

Llevaba unos meses con el blog y la cosa se empezaba a animar gracias a todos los cursos que ya había hecho de Mamá, quiero ser blogger.

Cada vez tenía más seguidores y eso me suponía una gran responsabilidad y me exigía mucho más trabajo, son muchas horas las que invertía en el blog. Detrás de cada post semanal no sólo está la idea y además, lo hago absolutamente todo yo sola. Pruebo mil veces hasta que doy con el patrón, hago las fotos, las edito, redacto la entrada y lo empiezo a mover por redes sociales y cuando crees que por fin lo tienes todo listo ha pasado la semana y toca empezar de nuevo.

No te lo vas a creer pero iba totalmente estresada así que era el momento de tomar una decisión. O me ponía en serio a sacarle un beneficio o cerraba el chiringuito y me dedicaba a la vida contemplativa. Y resultó que lo de la vida contemplativa lo dejaría para más adelante.

Me apunté a Blog: de ocio a negocio y ahí cambió todo.

Cuando acabó el programa tuvimos una sesión individual y… ¿qué pasó durante esa sesión que a partir de ahí nació una nueva Estefanía?

Sin esa sesión el resultado del programa no hubiera sido el mismo, tenía varias conclusiones y caminos por los que optar pero ninguno me terminaba de entusiasmar.

En el momento en el que tuvimos aquella conversación nació la nueva Santa Pazienzia y te voy a explicar porqué. No es lo mismo leerte un libro o hacer un curso sobre blogs sacando tus propias conclusiones sin tener algún tipo de feedback con un experto. Seguramente tendrás que leer y estudiar muchísimo más para llegar al mismo sitio (Y eso si llegas).

Y cuando resulta que has leído, has estudiado, has aplicado ciertas cosas a tu blog y encima todo eso se lo enseñas a una experta que conoce tu trabajo, tu progreso y tus ganas el resultado es espectacular. En menos de dos meses lancé mi primer ebook Trapillo para principiantes.

Siempre lo digo, me diste la patada en el culo que necesitaba para ponerme las pilas. Encontré a esa “mamá” virtual que hace lo que haría una madre de verdad. Hablarte claro, hacerte trabajar y creer en ti.

Ahora estás totalmente lanzada y veo una nueva Santa Pazienzia con ganas de comerse el mundo, ¿Has pensado qué hubiera ocurrido si no hubieras invertido en ti y en tu blog?

Pues seguramente el trapillo habría sido un hobbie pasajero y nadie hubiera sabido de él jamás. Está claro que no se habría acabado el mundo pero ¿Sabes lo que me hubiera perdido? Mi forma de vida.

Miles de seguidoras que te dan alegrías cada día, la ilusión semanal de comprobar cómo algo que has imaginado y has creado va a gustar tanto que vas a recibir cientos de emails enseñándote cómo ese conocimiento ha servido para hacer feliz a alguien. Esto es una auténtica adicción.

Soy un poco pitonisa e intuyo este año van a pasarte grandes cosas, ¿Cómo te ves a finales de 2017? ¿Qué hito te gustaría haber logrado?

Jajaja espero que seas una buena pitonisa y pasen esas grandes cosas. Mi objetivo es ir creando una buena colección de cursos que sirvan para enseñar cada vez a más gente a hacer cosas con sus propias manos porque ese ratito en el que te pones a tejer, a coser o a diseñar son momentos de paz que uno se regala a si mismo. Además, ¿tú sabes lo bien que sienta cuando alguien te dice “qué bonito” y le contestas “pues lo he hecho yo”? ¡Es lo más!

No tengo tiempo, no voy a poder, no es el momento… monetizar no es fácil, pero tampoco imposible. Tú misma has superado tus propias barreras, ¿qué les dirías a quienes creen no van a poder lograr alcanzar su meta?

Si no lo intentas hay una cosa segura, no lo conseguirás. Sobre todo en el mundo del blogging creo que no debes quedarte con las ganas de probar porque, a diferencia con lo que sería un negocio físico, la inversión es principalmente de tiempo y la recompensa puede ser tremenda.

Mil gracias Estefanía por perseguir tu sueño y felicidades por lo que has logrado, y como buena madre aunque no me presientas, te sigo de cerca.

 

Este jueves 23 de febrero a las 9h de la mañana comienza el training gratuito en el que te mostraré cómo Crear Tu Blog Plan, no es ni más ni menos que el sistema que tengo implementado y que me ha permitido transformar mi blog en mi fuente de ingresos 24 horas/7 días a la semana.

Si tú quieres seguir los pasos de Estefanía, María, Marta, Karen… y muchísimas otras bloggers que ya han profesionalizado sus blog, apúntate ahora.

 

APÚNTATE AHORA DESDE AQUÍ Y MONETIZA TU BLOG

 

¡Te espero!

¿LISTA PARA AUMENTAR EL TRÁFICO DE TU BLOG?

Suscríbete ahora y te explicaré 7 trucos que te ayudarán a conseguirlo ¡ebook gratuíto!

4 lectores han opinado, ¿cual es la tuya?

Comments

  1. Un post realmente inspirador, Estefania no sólo desprende decisión y trabajo duro sino AMOR por lo que hace, y sin haber visto su blog imagino que este cariño por el punto se ve en cada post, en cada foto…
    También me ha llamado la atención el hecho de que empezara su afición por casualidad, porque se aburría, y luego ¡mira a qué camino maravilloso le ha llevado! Me hace pensar que a veces encontramos nuestra vocación así… por casualidad, sin querer, sin forzar. A mí que me escriben algunas personas agobiadas porque no saben para qué han nacido, estoy por darles este consejo: no lo pienses y vive tu vida, haz cosas, sin expectativas… y la vocación aparecerá cuando menos lo imagines.
    Un abrazo a las dos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *