Hace unos años completé el máster en Community Management y Dirección de Redes Sociales para la empresa, me encanta la comunicación 2.0 y creía necesario titularme para dedicarme profesionalmente a ello.

En la primera lección el profesor nos planteaba una cuestión, ¿cómo convencerías a un cliente de los beneficios que puede aportarle las redes sociales en su proyecto?

Me quedé parada, con lo mala comercial que yo soy ¡y tengo que venderme!

 
apuesta-comunicacion-2.0
 

Llevaba más de 4 años con mi primer blog y jamás me había cuestionado esta pregunta, quizás, porque la respuesta me parecía evidente aunque no había reparado en ello.

Durante 17 años he trabajado como gestora de empresas, algo que me encanta aunque pueda sorprender a muchas personas, pero aún así y desde la primera vez que tropecé con un blog, supe que quería el mío propio.

Supongo que esa mentalidad cuadrada, numérica o por qué no decirlo, empresarial, me lo facilitó todo mucho. Si yo navegando había encontrado un blog y no sólo había conseguido crearme necesidades, sino que me había convencido de que quería el mío, ¿por qué no iba a causar el mismo efecto en el resto?

La comunicación 2.0 me ha dado todo lo que soy ahora y que en un principio, jamás llegué a imaginar poderme llegar a dedicar a lo que más te gusta y poder hacerlo desde cualquier parte del mundo, es sin el mejor de los regalos.

Además, el 2.0 te permite optimizar el presupuesto y esfuerzos que dedicas a la publicidad, te pongo un ejemplo,
paseas por la calle y ves una valla publicitaria, un centro de estética oferta un tratamiento de láser. Cada día por delante pasan 100.000 personas, pero, ¿a cuántas les interesa?

¿Mujer o hombre? ¿Edad? ¿Tu piel tolera este tipo de tratamientos? ¿Te lo puedes permitir?

Una campaña publicitaria vale dinero, tiempo, diseñador, la imprenta y el soporte publicitario para empezar, ¿para qué malgastar tanto dinero dirigiéndote a quien no es tu público objetivo?

Otro ejemplo más clarificador, ¿no te molesta la publicidad en la televisión? ¿o esas llamadas de teléfono a horas intempestivas para ofrecerte ofertas que no te interesan? ¿para qué molestar a quien no le interesa lo que ofrecemos?

Esta es la gran ventaja de la comunicación 2.0, podemos segmentar la publicidad y dirigirnos a quien realmente le interesa nuestro producto, maximizando así nuestro presupuesto. Por mucho menos, consigues mucho más.

Otro ejemplo es lo que ocurre en las redes sociales, yo a menudo pido opiniones y recomendaciones, me encapricho de productos que veo en ellas y que además, se agotan en tiendas y por supuesto, siempre consulto experiencias reales antes de realizar un viaje o una compra.

Hace un tiempo veía un programa de televisión en el que hablaban de como han cambiado los hábitos de consumo debido a la crisis, la gente ya no compra por prestaciones, sino por emociones. Las compras son muy seleccionadas y esperan que aquello que consumen, les aporten algo más.

Se desconfía de la publicidad y se confía más en las experiencias reales, y creo esto, debe hacernos pensar en lo importante que es estar en redes.

Lánzate antes de que sea tarde, tu competencia ya ha dado el primer paso.

¿LISTA PARA GENERAR INGRESOS CON TU BLOG?

Inscríbete a mi curso gratuito y descubre cómo obtener los primeros ingresos con tu blog en solo 5 días.

2 lectores han opinado, ¿cual es la tuya?

Comments

  1. A mi me flipa lo que pueden mover las redes sociales y solo hay que ver la que se monto ayer en madrid con la promo de samsung y la gasolina la verdad que fue un atentico caos pero si samsung no se hubiera promocionado por redes sociales no se hubiera liado la que se lio!!!

  2. pues no tenía ni idea que Samsung la lió. está claro que quienes estamos acostumbradas a redes sociales y este tipo de comunicación, vemos las posibilidades que puede

    un beso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *