Con la pandemia ha proliferado un modelo que ya estaba en auge: la membresía o modelo de suscripción, sobre todo para centros de yoga, pilates y gimnasia entre muchos otros sectores.

Si estás valorando lanzar una membresía entre tu oferta formativa, detente, hay muchas cosas que debes valorar antes de seguir adelante.

¿QUÉ ES UNA MEMBRESÍA?

Es una plataforma con acceso restringido en el que los usuarios abonan una cuota mensual o anual a cambio de obtener determinados servicios.

Algunas de las muchas que existen son Netflix o el periódico El País.

Hasta hace unos años los productos de Adobe como Photoshop, Illustrator, Lightroom… e incluso servicios como Contaplus, se compraban una vez y tenías acceso al servicio de por vida.

Vivimos en la época de la obsolescencia programada y ese modelo de negocio no era muy rentable, así que ahora si quieres acceder a algunos de los servicios mencionados y a las actualizaciones, soporte… debes abonar una cuota mensual.

Hagamos cuentas, si Adobe Photoshop CS6 costaba 926€ (un único pago) ahora la última versión cuesta 24,19€ al mes si contratas el pago anual.

Tardarás 3 años en igualar el coste del único pago, con la única diferencia que en cuanto dejes de pagarlo dejarás de tener acceso.

Así que para las empresas es un modelo de negocio muy rentable que les asegura poder seguir asumiendo los costes estructurales.

Además no hay que olvidar que es mucho más fácil volver a venderle a un cliente actual que no a uno nuevo.

 

DIFERENCIAS ENTRE MEMBRESÍA Y CURSO ONLINE

Pero vamos a bajarlo a la tierra, tú estás pensando en lanzar tu oferta formativa y tienes en tu radar las membresías.

Antes de nada y para que se entienda bien, creo que es necesario definir qué es un curso online como los que puedes encontrar aquí.

  • Los cursos tienen el contenido dividido en módulos y/o lecciones.
  • Creas el contenido una sola vez para tu curso (y según las condiciones) puedes actualizarlo de manera periódica aunque no es necesario añadir más contenido.
  • Tu alumno hace un pago único o si ofreciste la opción, un pago aplazado.
  • Puede tener una fecha de inicio concreta o ser 100% de autoestudio por lo que estará disponible durante todo el año.
  • La formación que incluyes tiene unos resultados específicos que tu alumno adquirirá al completar el curso, es decir, lo acompañas del punto A al B.

Por su lado las membresías son todo lo contrario.

  • No tienen un punto final específico para tu alumno ya que de manera recurrente irás añadiendo nuevo contenido.
  • Cada mes suele girar entorno a un tema de aprendizaje.
  • Tus alumnos tendrán acceso al contenido mientras que paguen la mensualidad.
  • Habitualmente las membresías ofrecen clases en directo, grupos de coaching, hot seats, grupo de Facebook… es un formato más activo.
  • Tus alumnos pueden inscribirse/darse de baja cuando lo deseen.
 

¿Por qué son una buena opción las membresías para tus alumnos?

Desde el punto de vista de alumna, las membresías son una buena opción cuando necesitas y quieres apoyo constante por parte de otras personas que tienen una situación similar a la tuya.

Tienes claro que quieres ser un miembro activo de la comunidad, sabes que para avanzar necesitas “rendir” cuentas y que si tienes un momento bajo, siempre vas a tener otras personas en las que apoyarte.

 

¿Por qué las membresías no encajan en todos los modelos de aprendizaje?

Como he comentado antes no tienen un punto final específico, es decir, la creación y publicación del contenido depende del profesor.

Si yo por ejemplo me inscribo a una membresía sobre email marketing porque me interesa mucho aprender sobre embudos de venta, no sé cuándo saldrá a la luz la lección sobre este tema, puede que sea dentro de un mes como dentro de dos años.

En ocasiones he visto en algunas membresías que son los propios miembros quienes votan o deciden qué quieren que sea lo siguiente que van a aprender.

 

VENTAJAS E INCONVENIENTES ENTRE LAS MEMBRESÍA Y CURSOS ONLINE

Y ahora te hablo a ti, como creadora de contenido y profesora, qué debes tener en cuenta a la hora de decidir.

 

Ventajas de un curso online

  • Para crear un curso online lo primero que debes tener presente son los resultados que van a obtener tus alumnos, por lo que a la hora de crearlo y decidir es más sencillo.
  • Es más fácil que tus alumnos consigan resultados con un curso online porque se crean con la idea de que puedan alcanzar un punto final concreto, así que tus estudiantes solo deberán seguir los pasos marcados.
  • Por tu parte un curso online requiere menos compromiso ya que no necesitas estar incentivando a tus estudiantes o crear contenido de manera continua.
  • Los cursos online no tienen un precio máximo (el precio depende de los resultados) y cobras por adelantado.
 

Ventajas de una membresía

  • Su coste es más asequible para tus estudiantes, ya que suelen rondar desde los 19€ a los 99€ mensuales. No todo el mundo está preparado para invertir en una formación con un pago único o precio premium, por lo que las membresías son una buena alternativa.
  • No solo para tus alumnos, sino también para ti, ya que te aseguran ingresos recurrentes cada mes.
  • La naturaleza de las membresías y el espíritu de la comunidad de los miembros (siempre y cuando estén contentos), puede convertirlos en fans de tu marca y tu trabajo.
 

EL GRAN INCONVENIENTE DE LAS MEMBRESÍAS

Uno de los grandes inconvenientes de las membresías es el compromiso de sus miembros, si bien es cierto que aprecian pertenecer a una comunidad, no todos están por tiempo indefinido.

Las estadísticas (y fuentes cercanas de confianza) indican que suele haber una rotación mensual del 30%, es decir, que si tienes 100 miembros cada mes vas a perder 30.

Dicho de otra manera, el tiempo medio de permanencia en una membresía es de 3 meses.

¿Cómo vas a recuperarlos? Ah, aquí ya entran en juego tus habilidades en marketing y comunicación.

Pero no solo vas a tener que seguir promocionando tu membresía, el compromiso con los miembros activos deberá continuar tengas dos miembros o cien, así que vas tener que seguir creando contenido, clases en vivo, coaching…

Para que se entienda bien porqué no es un modelo para todos los formadores, vamos a hacer números.

Imaginemos que eres decoradora y ofreces cursos de decoración en los que enseñas cómo sacarle el máximo partido a tu hogar sin dejarte una fortuna.

Ofreces un curso online que cuesta 297€ donde el objetivo es redecorar todas las estancias de tu hogar.
Y también tienes una membresía que cuesta 29€ al mes.

  • Curso online 297€ por 50 alumnos = 14.850€ al año (un lanzamiento)
  • Membresía 29€ por 3 meses que es el tiempo medio de permanencia = 87€

No es necesario hacer números, ¿cuántos miembros necesitas adquirir y mantener durante el año para que el beneficio sea similar al de un curso online?

E insisto, en un curso online el contenido lo creas una sola vez y la membresía es recurrente en todos los sentidos.

 

ENTONCES, ¿CUÁL TE ACONSEJO?

Depende de tu situación actual, si estás empezando y todavía no cuentas con demasiada autoridad en tu nicho, sin duda te recomiendo optes por los cursos online porque justamente te ayudará a ganarla.

Además si hace poco que comenzaste probablemente no cuentes con una audiencia muy notable por lo que económicamente hablando, no será muy rentable.

Las membresías también están indicadas para que personas que cuenten con un equipo, como te decía antes el compromiso es alto y suelen implicar muchas tareas de gestión, y una persona sola es complicado.

Personalmente me he planteado en numerosas ocasiones las membresías como modelo formativo, pero valoro mucho mi independencia y la libertad que me aporta ofrecer productos digitales y cursos online.

Una membresía requiere de un compromiso al que yo en este momento de mi vida no puedo asumir, significa que tienes que estar disponible para servir a tu comunidad cada semana, que siempre tienes que tener wifi y crear contenido.

Y tú, ¿con qué modelo formativo te identificas más?

Además en la mayoría de ocasiones las membresías (al menos en las que he estado) cuentan con otro miembro del equipo, un gasto que debes restar de los beneficios.

¿LISTA PARA MONETIZAR TUS CONOCIMIENTOS Y/O HABILIDADES?

Inscríbete a mi clase gratuita y descubre 5 productos digitales que puedes crear y vender hoy mismo.

2 lectores han opinado, ¿cual es la tuya?

Comments

  1. Mil gracias Isabel, siempre es importante saber esas diferencias, que parecen pequeñas y suenan hasta “glamurosas”, porque no hacemos cuentas, pero que al ver los números y riesgos, resultan ineficientes. Personalmente, me parece que los cursos, siempre serán más rentables y las membresías son efectivas para productos de entretenimiento. Gracias.

    Siempre he querido tomar tus cursos y ahorro para ello, porque te sigo desde que hacías tutoriales de blogger. Un abrazo

    • Gracias Dalia! Las membresías son rentables cuando cuentas con un equipo y tienes un buen presupuesto para promoción, ya que el trabajo que suponen es tan enorme que no lo recomiendo en absoluto cuando se está empezando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.