Mi jefe siempre me ha dicho que la gente no valora el trabajo que no se ve. Y cuánta razón.

Tú vas a un centro comercial, ves algo que te gusta, te lo compras y te lo llevas para casa. Y lo tienes ahí, lo ves. Pero todo aquello relacionado con los servicios que nos dan otras personas, como no podemos ver la dedicación, nos cuesta valorarlos.

Hace ya un tiempo leí un post que me llegó, Eva estaba molesta porque la gente no valoraba el trabajo de una sesión de fotos, solo se quejaban del precio, pero no veían que había una infraestructura, estudios, material, mails, viajes, retoques… y todo y que de primera mano me veo afectada por lo mismo en mi profesión, aprendí a valorar más todavía el trabajo de los demás.

Con los blogs pasa lo mismo.

 
Emprender en la red
 

Quien no tiene blog, no le presta atención o no lo actualiza en exceso, creo debe pensar que tener uno es escribir lo que ese día se te pasa por la cabeza, subir una foto al azar y darle a publicar.

No suele tener en cuenta que nos agobiamos durante las 24 horas del día, pensando que poder postear que guste, esas 2 horas que nos ha costado encontrar esa dichosa foto que exprese lo que se nos ha ocurrido, ese rato más para el montaje, porque claro, nadie nace sabiendo y hacer eso que tienes en mente, te cuesta la vida.

Sí, puede ser que sí haya quien sea la doble de Belén Esteban y que cada palabrita que salga por su boca, sea noticia. Pero para el resto de mortales no es así.

Lo que me sorprende más a veces de todo esto, es que esta idea proviene incluso de personas que ya tienen un blog, y que saben la constancia que es necesaria para mantenerlo con vida.

Por contrapartida, los negocios físicos tienen eso como ventaja.

Ves cuando empiezan a hacer obras en un local, lo llenan de mercadería, tiene un horario de apertura y cierre, una persona detrás de un mostrador… en fin, un trabajo e inversión económica que es palpable por el transeúnte o interesado.

Emprender en la red no es así.

Durante este tiempo me he dado cuenta que mucha gente piensa que montar un negocio en la red es montar una web y ya, a esperar a que entre el dinero. Pues no amiga, no es así.

No sé dónde pone, que una tienda on line la “montas” y te puedes seguir dedicando a tu actividad habitual. Vuelvo a decir, quizás si eres la Esteban, sí, pero que yo sepa no anda por ahí detrás, no?

Montar un negocio en la red significa antes de nada, tener una idea, una buena. De ideas mediocres, del montón y ya muy vistas, está casi llena. Yo llevo toda la vida pensando, hago competencias con mi hermana inclusive.

Recuerdo el día que se me ocurrió inventar un salvaslip de color negro. Te lo prometo. Y patam, al día siguiente ahí estaba. Que poco me duró la felicidad. Por “suerte” creo que el planazo de negocio no llegó demasiado lejos a los autores…

Creo es lo más elocuente que se me ha ocurrido, desde entonces, siempre he creído que lo que invente debe de ser tan necesario como el agua, me refiero para que lo pete claro y mi daiquiri y yo, estemos todo el día en una playa de la Polinesia francesa. Y como el agua sólo se me ocurre el aire, y bueno por ahora por mucha contaminación que haya, todavía podemos usar del gratis.

Seguiré pensando, que eso se me da bien 😉

En fin, voy a poner un ejemplo, que me gusta ponerte en situación que así se hace uno mejor a la idea, imagina que quiero montar una tienda online de todo lo relacionado con las cupcakes, productos alimentarios y accesorios.

Está claro que a parte de la idea, voy a tener que tener la pasta para comprar el stock, ya se sabe que si no sirves rápido y tienes variedad, pocas roscas te vas a comer.

A eso suma una web, que o te la haces tú que no sabes invirtiendo un tiempo infinito, o pagas a alguien.

Vale, tienes idea, material y web, ¿y ahora qué? ¿No pensarás que la gente va a encontrarte por gracia divina?

La gente le ve filonazo a emprender en la red porque los costes bajan sustancialmente, lo que no cuentan, es que montar una web es como montar una tienda física en la Antártida.

Digamos que por allí, poca gente pasa.

Así que ese dinero que te has ahorrado por un lado lo vas a tener que invertir en darte a conocer. Porque como una lectora me preguntaba en este post, ¿los seguidores llegan cuándo? ¿cómo? ¿simplemente navegando?¿cómo aterrizan en nuestras “entrañas virtuales”?

Sí señor, esto es una buena pregunta y lo demás son tonterías.

 

PUBLICIDAD

La primera manera, “rápida” y costosa es sin duda, pagar por insertar publicidad. Hay muchas maneras, pagas un anuncio en Google AdWords, en Facebook Ads, le envías a bloggers tu producto… o la más clásica de todas, haces buzoneo.

Sin duda para hacer cualquiera de las anteriores primero, vas a tener que dominar el tema, sino sabes segmentar u optimizar tu anuncio de poco va a servir. Ni ya hablo por supuesto del coste económico que eso supone.

Pero como también dije, ¿a mí de qué me sirve que aterrice gente en mi tienda online, si no sé camelármelos?

Yo puedo atraer posibles clientes a mi tienda online, pero si lo que encuentran no les gusta, se irán para nunca más volver, y habré perdido el dinero.

 

LA SOLUCIÓN

Así que, ¿cuál es la solución? Por supuesto tener un blog.

Si a mi tienda online le añado un blog, lo que estaré haciendo es dotarla de información, lo que es muy útil por muchísimos motivos.

El primero por supuesto y como bien sabes, los blogs son motivo de visitas recurrentes. Hoy voy a ver que has posteado, y si me ha gustado, mañana repito. Por lo que ese posible cliente/lector que has captado desde anuncios por ejemplo, sí tendrá motivos entonces para volver de nuevo.

Es evidente que el buen contenido y la constancia son fundamentales.

Además un blog puede aportarte cercanía con el lector, sabes que la gente tiende a dejar comentarios, por lo que creas una confianza y relación no posible con otro tipo de modelos ne negocio. Y si esto fuera poco, por la reacción de tus lectores puedes saber si lo que ofreces gusta o no.

Es como si tuvieras en tu puerta y a diario ¡todo el Instituto Nacional de Estadística! lo que desde luego te permite maniobrar rápido.

Y si tu contenido es bueno y simpatizas con tus lectores, estos seguro, te compartirán en sus redes sociales con sus contactos, ¿sabes cuantos nuevos clientes pueden atraerte?

No solo de tu barrio, sino de todo el mundo, yo soy muy fan de la teoría de los 6 grados de separación. Así que los límites solo los pones tú.

Para reafirmar esta teoría una pregunta que siempre hago en mis cursos, ¿quién no ha conocido o recomendado, una marca a través de alguna red social?

Fijo no hay nadie ahí detrás que sea capaz de decir que no, y esto es muestra de que las redes sociales funcionan.

Pero todo lo anterior no es lo único a tener en cuenta, ser propietarios de una web/shop online no te garantiza que te encuentren en Google.

Bueno sí, si ponen el nombre de nuestra tienda online sí, pero para eso deben de habernos conocido previamente, de todas maneras lo que nosotras queremos es captar nuevos clientes sin necesidad de picarles en la puerta.

Lo que necesitamos entonces es que si en Google buscan por ejemplo “molde para hacer cupcakes”, aparezca en la primera página de resultados nuestra tienda online.

Pero Google posiciona contenido y seamos francos, las tiendas online de contenido a parte del nombre y descripción del producto, tienen poco más. Por eso si te fijas, cada vez hay más marcas que apuestan por un blog integrado.

 

SI QUIERES EMPRENDER EN LA RED…

El primer beneficio de tener un blog ya te lo he dicho, atraer visitas, fidelizar, crear confianza… entre otros muchos, pero el segundo sin duda es captar nuevos clientes para que nuestro negocio funcione.

Para materializar todo lo dicho anteriormente, te pongo de ejemplo a María Lunarillos.

Tiene un blog sensacional de postres, la estética es impecable, fotos que te pasarías horas mirando y unas recetas que te dan ganas de comerlas con sólo verlas. Ella además, tiene una tienda online en la que desde luego puedes comprar muchos de los accesorios con los que hacer sus recetas.

¿Ves que está todo ligado?

Todo hubiera sido muy diferente si sólo tuviera una tienda online, porque, a quién le comprarías, ¿a alguien que no conoces y tiene una tienda online? ¿o a alguien que tiene un blog que os gusta, actualiza con cierta frecuencia y contesta comentarios desde 2008?

¿LISTA PARA GENERAR INGRESOS CON TU BLOG?

Inscríbete a mi curso gratuito y descubre cómo obtener los primeros ingresos con tu blog en solo 5 días.

15 lectores han opinado, ¿cual es la tuya?

Comments

  1. Bon dia Is!
    Es tiempo, sacrificio (mientras estás con el blog no haces otras cosas), dedicación… Y hablo desde mi humilde experiencia y eso que no actualizo todos los días, así que no quiero pensar en cómo lo hacéis vosotras!

    Me he leído la entrada de Eva, explicado punto por punto, y tiene toda la razón del mundo. No valoramos el trabajo de los demás.

    Espero intrigada la 2ª entrega 😉

    Feliz domingo 🙂

  2. Puff! Is me he quedado dándole al botón al final de la página como una loca pensando que nos ibas a dar la historia entera. Nada, aquí nos tienes atenta al CONTINUARÁ …

  3. Jaja ya me había olvidado de los salvaslip negros, qué fue de ellos?
    Esperaré la siguiente entrega. Un saludo

  4. Hola Isabel,

    “Has dado en el clavo”. Que difícil es tener al día un blog y que poco valorado el esfuerzo. Cuanto cuesta encontrar el tema del que voy a escribir hoy. Como lo voy a escribir. Donde encontrar información. Que foto va bien. Uff. So horas y luego parece que has creado tu post en 5 minutos.

    Felicidades por el blog y por los consejos.

    J.Carlos

  5. ja,ja… yo tambié pensé lo del salvaslip negro justo antes de que lo inventaran!!! y también lo de la compresa con alas. Lo juro. Qué razón tienes, cuánto trabajo da todo esto y qué poco se valora si no estás en el ajo…
    Besotes!

  6. Ufff se me habían ocurrido tantas cosas que decirte de lo bueno que estuvo esta entrada y terminé por olvidármelo todo. Excelente entrada. Soy nuevo por aquí y estoy oliendo en este blog una futura crack de las cracks 😉
    Solo me gustaria aclarar una sola cosa que no coincidí. Yo escribo por placer sin esperar encontrar algo que a los demás le guste. Y creo que eso me alimentó las ganas de escribir -aunque no lo haga muy a menudo-; y pienso que el error de muchos es querer escribir por escribir incluso de asuntos que no dominan, o por obligación -que en el fondo ya cansa- y ello los lleva al fracaso.. Pero bueno, ese es otro tema para discutir largo y tendido. Eres muy clara y objetiva con tus ideas. Gracias por compartir tus conocimientos.
    Un gusto leerte y te invito a mi blog http://www.gambeteandoconladepalo.blogspot.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *