“El uso de redes sociales en España aumenta un 55% durante la pandemia de Coronavirus” y solo estamos hablando de las redes sociales y de un país, España. [puedes leer el artículo desde aquí]

El uso ha sido tan significativo a nivel Europeo que las autoridades han pedido a las principales plataformas de vídeo que reduzcan en un 25% el uso de banda. [puedes leer el artículo desde aquí]

Antes incluso de la llegada del Coronavirus las previsiones eran de que en los próximos 1/2 años el número de usuarios de internet aumentara casi la misma cantidad de usuarios que se obtuvieron en los últimos 10 años.

Eso son millones de personas más navegando por la red consumiendo contenido y comprando.

Ahora los supermercados online están colapsados, Amazon ha tenido que contratar a más repartidores para hacer frente a la alta demanda de clientes que piden artículos de lo más variopinto, los pequeños negocios como carnicerías, fruterías… están aceptando pedidos por WhatsApp… en resumen, esa transformación digital que muchos preveían lejana, ha cogido a muchos en bragas.

Estas últimas semanas lo más buscado han sido tutoriales y guías sobre cómo poder tele trabajar desde casa y herramientas para vídeo conferencias.

Un país que valora tanto cuánto tiempo un trabajador calienta la silla por encima de su productividad, de la noche a la mañana, se ha visto obligada a enviarlos a casa con el ordenador bajo el brazo.

Y aquellos que se resistían a comprar online, ahora dan gracias de que un médico les pueda atender por vídeo conferencia y se enojan porque su supermercado habitual no les trae la compra a casa.

Estamos ante nuestra nueva realidad que por ahora, no tiene intención de abandonarnos durante al menos los próximos 18-24 meses (ojalá me equivoque). Sí, es necesario que nos hagamos a la idea cuanto antes.

Los contagios y los confinamientos intermitentes seguirán hasta que no se descubra, fabrique, comercialice y suministre una vacuna a todos los ciudadanos.

Y mientras tanto, ¿qué hacemos? Adaptarse e intentar continuar con nuestra actividad económica lo mejor posible.

La mayoría de quienes me leéis sois autónomos y pequeñas empresas, y ofreces servicios, productos digitales y pequeños productos hechos a mano, así que este artículo es para ti.

REVISA TUS NÚMEROS

Las primeras semanas de confinamientos saltaba la alarma, la mayoría de empresas y autónomos solo tenían recursos económicos para sobrevivir sin facturar durante mes/mes y medio.

Si un negocio tiene al mes de gastos fijos alquiler, sueldos, cuota de autónomos, suministros… 3.000€ (me invento), quiere decir que solo dispone de un remanente de 4.500€.

Creo que la mayoría de emprendedores pecan de lo mismo, un negocio debe generar beneficios no únicamente cubrir gastos y vivir al día.

Si lo trasladamos a los ciudadanos de a pie con un sueldo medio de 1.200€ (quien lo tenga), significa que solo tiene 1.800€ de ahorros.

Como mi madre diría “Se te rompe un día la lavadora y no tienes para comprarte una”.

Así que tengas el tipo de negocio que tengas y seas autónomo o empresa, lo primero es conocer al dedillo tus números y hacer un replanteamiento de tu situación.

Coge el Excel y en una columna anota todos los gastos que has tenido mínimo los últimos 3 meses, todo aquello que sean cuotas anuales o semestrales prorratéalo. E importante, importe siempre sin IVA.

¿Cuáles corresponden a gastos de personal?¿Impuestos o contribuciones?¿Materia prima o herramientas?¿Suministros?¿Alquiler?¿Proveedores/Creditores?

De todos los gastos que hayas anotado es importante que mires qué gastos son estrictamente necesarios.

Me he encontrado muchos clientes que pagan herramientas o suscripciones innecesarias, o simplemente existen otras alternativas más económicas. Todo aquello que no sea estrictamente necesario y que no repercuta directamente en tus ingresos, elimínalo.

Nos quedan los ingresos, así que en otra columna anota los ingresos que hayas tenido pero ojo, solo la base imponible, el IVA y el IRPF (en caso de incluirlo) son para la Agencia Tributaria.

El paso final es fácil: ingresos menos gastos igual a beneficios.

Pero no todo acaba aquí, de esos beneficios un 20% va para la Agencia Tributaria y si eres S.L. mínimo un 25%.

He preparado además un vídeo tutorial donde te muestro cómo hacerlo y adaptarlo a tu situación, puedes descargarte la plantilla de Excel desde aquí.

 

TU PROPUESTA DE VALOR

Uno de los mayores errores que cometen muchísimos negocios es competir por precio, y hace muy poco tuve un debate sobre este tema en el que la otra persona justificaba los bajos márgenes.

Creo que a nadie le sobra el dinero, pero todo no se puede comprar con dinero. Me explico.

Para mí es MUY importante comprar productos de Km.0, no solo porque de esa manera ayudo a pequeños negocios y productores de mi área sino porque tiene un impacto menor en el medio ambiente (no se transporta la mercadería por cientos o miles de kilómetros).

Cuando voy al supermercado me llevo los huevos más caros que hay porque no solo son de proximidad sino que me aseguran que las gallinas están bien tratadas y la pastura es al aire libre.

Y podría darte muchos ejemplos, ¿es importante el precio? sí y no.

Por eso creo muy importante saber cuál es tu propuesta de valor y en qué eres diferente de tu competencia, eso justifica tus precios y te aparta de una guerra de quién es más barato.

Si no sabes tú qué te hace diferente no esperes que el consumidor se pare a averiguarlo, explícaselo, muéstraselo.

 

EL MARGEN DE BENEFICIOS

Los dos puntos anteriores me llevan a hablarte del margen de beneficios, ¿pero qué es exactamente?

Es la diferencia entre el precio de venta al público y los costes de producción o adquisición del producto o servicio.

Por ejemplo, si compras mascarillas a 1€ la unidad y las vendes a 3€ (precios sin impuestos), el margen de beneficios es de 2€ por unidad.

Pero ojo, a esos 2€ tienes que restar todos aquellos costes fijos o variables que no tienen relación directa con el producto, como por ejemplo gastos de personal, alquiler, suministros, transporte…

He tenido clientes que no han tenido todos los costes asociados en cuenta y con cada unidad que vendían se endeudaban más. Contradictorio, ¿verdad?

La mayoría de negocios viven en una vorágine diaria y sentencian con aquello de “los números no son lo mío”. Pues esta vez tienen que serlo, nadie mejor que tú para saber qué puede mejorar.

De nuevo recupera el Excel, es hora de hacer un escandallo y mirar los costes.

  • Si ofreces servicios estás intercambiando horas por dinero, ¿cuál es el margen?
  • Si ofreces productos físicos (crafter por ejemplo) es necesario sepas el coste del material, tiempo de trabajo (coste por hora), envío…, ¿cuál es el margen?
  • Y si vendes productos digitales eres de las más afortunadas, porque puedes escalar tus ventas y los costes son mínimos. Aún así, ¿vendes?¿Cuál es tu margen?
 

TU PLAN

Habitualmente recomiendo realizar un plan a 6-12 meses vista con nuestros objetivos de negocio y marketing.

Pero estamos en una situación incierta con un panorama cambiante, por lo que preparar un plan a largo plazo con los recursos que eso supone, no tiene demasiado sentido en estos momentos.

Por eso te recomiendo que planifiques mes a mes y siempre con la misma premisa, revisa regularmente resultados y adapta el plan a los posibles cambios, no esperes a que pasen los 30 días.

 

EN RESUMEN

Es muy importante que en esta primera fase reduzcas los gastos que, como antes te comentaba, no repercutan directamente en tus ingresos.

¿En qué productos o servicios tienes mayor margen?¿Tienen sentido en la situación actual?¿Encajan con las necesidades de tu cliente?¿Es necesario reformular parcialmente?¿Cómo vas a entregarlos?

Ahora es el momento de que te quedes con aquellos que supongan un mayor margen de beneficio y apartes, al menos por el momento, al resto.

No lo olvides, como menos productos y/o servicios menos gastos asociados.

 

¿Has leído los otros artículos de esta serie?

¿LISTA PARA MONETIZAR TUS CONOCIMIENTOS Y/O HABILIDADES?

Inscríbete a mi clase gratuita y descubre 5 productos digitales que puedes crear y vender hoy mismo.

Sé la primera en opinar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *